Cómo aprender a meditar en 6 pasos

Mujer meditando en la playa

Si quieres aprender a meditar, con esta guía para principiantes podrás descubrir todos los beneficios de la meditación para tu bienestar

Una de las primeras cosas que debes sabes es que aprender a meditar no consiste en dejar tu mente en blanco. Se trata de conectar con tu lado inconsciente y dejar reposar el lado consciente.

Meditar es una técnica de relajación sencilla y muy eficaz si sigues una rutina, no te preocupes ya que sólo será unos minutos al día. Intenta meditar cada día, aunque no te preocupes si un día no puedes hacerlo mientras seas constante. Si solo la practicas en algunas ocasiones no podrás descubrir todos los beneficios que aporta a nuestra salud.

 

Guía para aprender a meditar

  1. Lo primero que necesitas para aprender a meditar es elegir un lugar tranquilo. Debes preparar un escenario conveniente. Lo mejor es que te sientes con la espalda recta en un cojín, realices la posición del loto (si te resulta cómoda), cierres los ojos o centres tu mirada en un punto fijo y coloques tus brazos sobre tus rodillas. Lo ideal sería meditar en sitios tranquilos como un jardín o una terraza, si es posible.
  2. Para aprender a meditar tienes que relajar todo tu cuerpo. Relaja tus hombros, tus brazos, tus ojos, tu boca… apreciarás como cada vez te relajas más y no piensas en otras cuestiones.
  3. Para mantenerte durante mucho tiempo en la posición del loto deberás poner tu fuerza y respiración en tus abdominales y no en tu espalda, pues si dejas todo tu peso sobre tu columna no podrás aguantar más de 5 minutos sin que te duela o se resienta.
    Al aprender a meditar es normal que no conozcas bien los diferentes géneros de respiración (abdominal, torácica y clavicular) o no sepas cambiar de una a otra ni centrar tu fuerza en los abdominales. Elige un asiento con respaldo o apoya la espalda en la pared si te resulta más cómodo al principio.
    La respiración abdominal es esencial para meditar. Para aprender a meditar debemos también aprender a respirar con nuestro abdomen para poder mantenernos erguidos sin respaldo.
  4. Prueba a elegir un mantra, que es una palabra o bien frase que usarás como motivación para dejar de lado tu lado lógico y hacer brotar tus ideas más positivas por medio de tu lado inconsciente. El mantra lo repetirás a lo largo del proceso de meditación, al compás de tu respiración y cuando veas que te estás distrayendo.
  5. Seguro que has escuchado hablar del mindfulness. Es una técnica muy positiva y útil al aprender a meditar que asimismo consiste en trabajar con el consciente y el inconsciente. Mediante estas técnicas conseguiremos ser conscientes de lo que estamos haciendo en el instante en el que lo hacemos, sin dejarnos llevar por pensamientos que nos alteran y no nos dejan disfrutar del momento.
    Conjuntar las técnicas de mindfulness, yoga, pilates y meditación va a ser muy beneficioso para reducir nuestros niveles de estrés y ansiedad en el día a día. Es por ello que recomiendan practicar la meditación a diario, ya sea por la mañana nada más levantarte o por la noche.
  6. Por último, aunque no menos importante, es escoger ropa cómoda que no sea demasiado ajustada o que pueda perturbar tu concentración. Usa algo cómodo que suelas llevar para estar por casa o ropa deportiva que sea elástica y que no te moleste.
About the author

Dejar un Comentario