Cómo cortarte el flequillo a ti misma

A veces, las mujeres precisamos un pequeño cambio de look que nos aporte un empujón y rompa con nuestra rutina. Cortarte el flequillo a ti misma  podría hacer que notaras ese cambio sin que fuera algo demasiado radical. Además de esto, no requiere demasiada habilidad y lo puedes hacer misma sin salir de casa y sin coger cita y también ir a la peluquería solo para el flequillo. La primera cosa que debes tener es buen par de tijeras, nada de puntas redondas que van a hacer que destruyas tu pelo. Además de esto, es fundamental que prosigas estos pasos delante de un espéculo.

Consejos para Cortarse el Flequillo
Si lo que buscas es recortar tu flequillo recto, el que va realmente bien con el pelo largo y llano o bien los cortes bob que se han llevado mucho este año, el paso inicial es recoger el pelo que va a ser tu flequillo. Dibuja con tus dedos una línea horizontal en tu cabeza que vaya más o menos de oreja a oreja a la altura del trago y peina de ahí cara delante. Te invitamos a que en lo que se refiere a ancho de pelo recogido, no superes el extremo final de tus cejas más de medio centímetro.

Recoge con una goma el pelo sobrante, humecta el pelo que será el flequillo, péinalo y efectúa un corte horizontal a la altura de la mitad de tu nariz. Es preferible ir subiendo el corte a que nos pasemos. Ten presente que el pelo seco se encogerá, con lo que deja un centímetro por lo menos de más.

Aunque es cierto, debes tomar en consideración la manera de tu cara para saber qué flequillo te va mejor. Si tu cara es anchísima o bien redonda, no deberías decantarse por un flequillo recto. Otra alternativa es recortar el flequillo a un lado.

Si te decides por un flequillo a un lado, la primera cosa que debes hacer es una raya divisoria en el lado que prefieras o bien te resulte más cómodo. Si te da lo mismo el lado, te recomendamos que si eres diestra, te lo hagas cara la izquierda y si eres zurda, cara la derecha pues te va a ser más simple manejarte con las tijeras en esa dirección.

Humecta un tanto el pelo que cortarás, recoge el pelo  y cepíllalo. Efectúa un corte en diagonal desde la punta de tu nariz cara la mejilla. Después efectúa pequeños cortes verticales hasta llegar a la altura deseada.

Ahora solo te queda secar tu flequillo con el secador, cara abajo y gozar de tu nuevo look.

About the author

Dejar un Comentario