¿Por qué no esperar a que crezca para solucionar el problema?

problemas en hijos

¿Por qué no esperar a que crezca para solucionar el problema?

Existen algunos padres que observan algunos problemas en sus hijos (como que no han dado sus primeros pasos o tienen dificultades de aprendizaje) y en lugar de acudir a un especialista para corregirlo de inmediato, deciden esperar a que crezca.  Algunas veces esto se debe a que consideran que es una etapa pasajera que se solucionará cuando sea más mayor. A continuación estudiaremos las razones de por qué no debemos esperar para ir al médico cuando observamos alguna anomalía en nuestros hijos.

¿Es sólo una etapa o es un trastorno de causa mayor?

Siempre hay que buscar ayuda inmediata si observas en tu hijo algún retraso en alguna etapa del desarrollo, cuando presenta algún tipo de comportamiento fuera de lo común que además cause problemas en la escuela, en la casa o con amigos.

Una evaluación exhaustiva puede ayudar a determinar si es necesario aplicar algún tratamiento y cuál puede ser más efectivo. El tratamiento temprano puede ayudar a prevenir problemas más serios en el futuro. Esperar a que crezca tu hijo para saber si es necesario administrar un tratamiento médico o si sólo es una etapa pasajera, puede costarle caro en etapas posteriores (podría verse interrumpido el crecimiento o puede tener algún tipo de trastorno que de adulto puede ser incorregible).

¿Cuándo y por qué buscar ayuda médica?

Muchas veces puede ser difícil distinguir la diferencia entre comportamientos y signos físicos que son consistentes con el desarrollo típico de un niño y aquellos que son motivo de preocupación. Es importante recordar que muchos trastornos como la ansiedad, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad y la depresión ocurren durante la infancia. De hecho, muchos adultos que buscan tratamiento para estas afecciones reflexionan sobre cómo estos trastornos afectaron su infancia y desearon haber recibido ayuda antes.

En general, si el comportamiento anormal de un niño persiste durante unas pocas semanas o más, causa angustia para el niño o sus padres e interfiere con el funcionamiento en la escuela, en el hogar o con amigos,  considera buscar ayuda lo antes posible.

Realizar una evaluación integral de salud y crecimiento habitualmente.

Los niños crecen y desarrollan nuevas capacidades cada día, por lo que es importante que tu médico supervise el crecimiento y evolución en cada consulta médica o clínica para asegurarse de que tus hijos estén sanos y que todo vaya por buen camino.

 

¿Por qué es esto tan importante?

Los indicadores e hitos de desarrollo tienen como objetivo evaluar si las habilidades visuales, auditivas y motoras de tu hijo se desarrollan normalmente. Es importante detectar cualquier enfermedad o problema temprano, pues durante las primeras etapas de desarrollo los tratamientos suelen más efectivos.

La evaluación frecuente realizada por un profesional de la salud puede ofrecer la oportunidad de conocer las fortalezas y debilidades de un niño y determinar qué tratamientos podrían ser más útiles en caso de necesitarlos.

Conclusión

Algunos padres observamos que nuestros hijos tienen conductas extrañas o presentan signos de alguna anomalía de crecimiento, pero eligimos esperar un tiempo antes de consultar la opinión de un especialista. La elección de posponer una visita al médico y esperar a que los hijos crezcan generalmente es para descartar si es una etapa pasajera. Es importante que como padres siempre estemos atentos de la más mínima señal en nuestros hijos y obtener ayuda inmediata de pediatras, psicólogos u otros especialistas para detectar y tratar a tiempo cualquier tipo de trastorno antes de que sea irremediable.

About the author

Dejar un Comentario