Relaja tu cuello en casa y gana calidad de vida

En muchas ocasiones el dolor de espalda o de cabeza está provocado por unos músculos del cuello tensos y contraídos

 

Los músculos del cuello acumulan tensiones con mucha facilidad porque son los encargados de mantener la cabeza erguida, y porque actividades cada vez más frecuentes como el uso del ordenador, el móvil o la tablet, hacen que sufra más de lo debido. Si has llegado hasta aquí es porque posiblemente necesites un buen masajeador cervical.

Es aconsejable mantener el cuello relajado para evitar dolor de espalda y cervical, así como mareos y dolores de cabeza. La tensión en el cuello es consecuencia del estrés y de las malas posturas tanto al trabajar sentado delante del ordenador como al estar de pie e incluso al dormir, cuando sin darnos cuenta pasamos muchas horas con una flexión inadecuada o una hiperextensión.

Llegar a casa y buscar alivio para el cuello

Para hacer frente a esta molestia y evitar males mayores, se recomienda realizar unos sencillos ejercicios en casa y tener un masajeador cervical como los que ofrece masajeadorcervical.top que logran auténticas maravillas. Quien prueba, reconoce que puede ser adictivo. Un masajeador cervical relaja los músculos trabajando sobre ellos a la vez que proporciona un placer reparador.

La gran ventaja es que se pueden compaginar con otra actividad como leer, escuchar música, ver la televisión o tener una conversación en el lugar que se elija de la casa. Recuerda que cuanto más te relajes, más eficiente será el resultado.

 

¿Cuál es el mejor masajeador cervical?

Realmente no hay un masajeador que prevalezca. La respuesta está en función de la dolencia de cada persona. Cualquiera de ellos cumple con su cometido. La clave está en ser constante en su uso y tratar de mantener unos hábitos más saludables.

El uso de medicamentos hace que se sienta un alivio temporal pero realmente sólo se consigue esconder la raíz del problema, y no es la forma más natural de hacer frente a las señales que nos envía el cuerpo.

Los masajeadores cervicales logran reducir esa tensión de una forma completamente sana a la vez que placentera (en parte porque utilizan calor para favorecer el riego sanguíneo), y además desde la comodidad de casa y tienen un tamaño que permite su almacenaje de una forma discreta en el hogar.

Hay múltiples opciones; desde el clásico masajeador cervical, el de cuello y hombros o un cojín masajeador. El uso del masajeador se puede combinar con unos sencillos ejercicios que favorezcan la relajación de la zona afectada.

Realizar sencillos calentamientos como rotar la cabeza cuidadosa y lentamente hacia un lado y hacia el otro; elevar los hombros repetidas veces, intentar juntar los omoplatos, levantar un brazo y dejarlo caer por detrás de la cabeza, estirar bien los brazos hacia delante o levantarlos por encima de la cabeza, ayuda a preparar la zona y destensarla.

El trabajo no es lo único que provoca estrés en nuestra vida. Nos afecta el ritmo que llevamos, las preocupaciones por llegar a todo, la lista de tareas, las prisas o las obligaciones familiares.

Lo que aparentemente es un tema exclusivamente mental termina traspasándose al resto del cuerpo. El agobio y la frustración se manifiestan en dolor muscular, por eso es básico mantener ese momento diario de relajación.

Para sacar el máximo provecho al masajeador cervical utilízalo en un ambiente relajado, acompañado de una música relajante u olores de incienso.

Levanta la cabeza un poco más del móvil (recuerda no utilizarlo mientras trabaja el masajeador cervical) y realiza más ejercicio, porque la debilidad muscular es un aliado del dolor cervical.

About the author

Dejar un Comentario