Trastorno de aprendizaje no verbal ¿cómo combatirlo?

Trastorno de aprendizaje no verbal ¿cómo combatirlo?

Trastorno de aprendizaje no verbal ¿cómo combatirlo?

Tendemos a pensar en la dislexia al ver niños con dificultades para interpretar el lenguaje y aprender a leer. Pero existe otro tipo de problema de aprendizaje que no se trata de la comunicación verbal, sino del llamado trastorno de aprendizaje no verbal. En el siguiente artículo ahondaremos sobre las causas de este trastorno, síntomas y tratamiento.

¿Qué es el trastorno de aprendizaje no verbal?

El trastorno de aprendizaje no verbal (TANV) es una condición neurológica caracterizada por:

  • Dificultad para reconocer y procesar señales no verbales: lenguaje corporal, expresión facial y matices de la conversación.
  • Problemas en capacidades visuales, espaciales y organizativas.
  • Fallas en las capacidades de motricidad.

¿Cuáles son sus causas?

La hipótesis del neuropsicólogo Byron Rourke (1995) sugiere que el trastorno de aprendizaje no verbal se debe a problemas en la materia blanca del hemisferio derecho del cerebro.

Las historias clínicas han revelado que algunos de los niños con discapacidades del aprendizaje no verbal: (1) sufrieron una lesión en la cabeza (2) recibieron radiación prolongada en o cerca de sus cabezas, (3) tienen ausencia congénita del cuerpo calloso, (4) fueron tratados por hidrocefalia, o (5) se les extrajo tejido cerebral de su hemisferio derecho.

¿Cómo detectar el Trastorno de Aprendizaje No Verbal?

Un neuropsicólogo, es la mejor persona para diagnosticar y evaluar los posibles síntomas de trastorno de aprendizaje no verbal en un niño. Él evaluará su desarrollo del habla y lenguaje, coeficiente intelectual verbal, coeficiente intelectual de desempeño, habilidades visuales-espaciales y desarrollo motor. El especialista buscará ver si sus debilidades y fortalezas coinciden con los patrones más comunes observados en pacientes con discapacidad del aprendizaje no verbal.

Signos y síntomas del Trastorno de Aprendizaje No Verbal

  • Dificultad para reconocer señales no verbales (expresiones faciales, lenguaje corporal).
  • Mala coordinación psicomotora; es “torpe” o siempre “estorba en el camino”.
  • Adquisición temprana del habla y el lenguaje.
  • Pobres habilidades motoras finas (dificultad para atar zapatos, emplear tijeras, etc).
  • Puede ser repetitivo e interrumpir inapropiadamente el flujo de una lección.
  • Dificultad para hacer generalizaciones.
  • Inconvenientes para acatar instrucciones organizadas en pasos.

¿Cómo tratar el Trastorno e Aprendizaje No Verbal?

Actualmente no existe un tratamiento específico en general, pues la discapacidad del aprendizaje no verbal no responde a los medicamentos. Sin embargo, la terapia ocupacional ha demostrado ser útil, especialmente en pacientes de trastorno de aprendizaje no verbal con problemas en habilidades motoras finas. La educación especialmente orientada a desarrollar habilidades sociales también ha aportado buenos resultados en aquellos que tienen dificultades para interpretar los gestos faciales o advertir los matices del lenguaje. Los tratamientos basados en ejercicios diarios en el hogar, la escuela o en el lugar de trabajo, son la herramienta más común para tratar el trastorno de aprendizaje no verbal.

Conclusión

Los niños con trastorno de aprendizaje no verbal con frecuencia encantan a los adultos con sus habilidades de conversación precoces. Pero una vez que llega la pubertad, la discapacidad del aprendizaje no verbal puede causar serios problemas: los adolescentes con este trastorno generalmente desarrollan procesos de ansiedad crónica por su incapacidad para conectarse con sus compañeros. Es por esto por lo que el diagnóstico en fases tempranas a tiempo es esencial.

About the author

Dejar un Comentario