¿Tu hijo está enganchado a los videojuegos? Descubre cómo actuar

¿Tu hijo está enganchado a los videojuegos? Descubre cómo actuar

¿Tu hijo está enganchado a los videojuegos? Descubre cómo actuar

En este artículo te ofrecemos una guía para establecer si tu hijo está enganchado a los videojuegos negativamente. También discutiremos cómo establecer límites en tu hijo respecto al uso de los videojuegos para evitar que su funcionamiento mental o psicológico se vea afectado.

Observar el patrón en el uso de videojuegos

La adicción a los videojuegos es especialmente susceptible de ser creada en los niños; estos pueden tener dificultades para parar una vez que se quedan atascados en los atractivos ciclos de recompensa que crean estos juegos. La siguiente es una guía para determinar si el uso de videojuegos por parte de tu hijo se está volviendo perjudicial:

  • Sus relaciones sociales están afectadas negativamente: Las amistades parecen haber disminuido y las relaciones familiares son tensas debido a la adicción a los videojuegos.
  • Ha descuidado sus responsabilidades: Las notas de tu hijo están fallando o su higiene se descuida de manera crónica debido a estar enganchado a los videojuegos.
  • Se afecta emocionalmente cuando no puede jugar: Tu hijo se vuelve deprimido, de mal humor, enojado o violento cuando debe detener los videojuegos por cualquier motivo.
  • Ha empezado a mentir o robar: Tu hijo ha robado videojuegos de tiendas o amigos, o dinero de otros para comprar videojuegos más de una vez.

Entonces, ¿qué puedes hacer para crear límites saludables en tu hijo con respecto a los videojuegos? A continuación exponemos algunas ideas:

1. Determina si necesita más apoyo

Si tu hijo se vuelve destructivo, agresivo, amenazador o violento cuando intenta imponer o establecer límites a tus juegos, puede ser útil que hable con algún profesional cualificado para determinar cómo responder a su comportamiento negativo y cómo hacer cumplir efectivamente los límites apropiados.

2. Negocie los límites.

Házle saber a tu hijo que está empezando a cuestionar si seguirá permitiéndole el uso de los videojuegos porque parecen causar muchos problemas. La clave está en negociar con él acerca de cumplir ciertas normas acerca del tiempo y frecuencia permitida para jugar.

3. Sea específico

Establezca que pautas utilizará para determinar si los videojuegos se quedan en casa o no. Por ejemplo, podría decir: “Los videojuegos deben apagarse antes de las 8 pm. Si los apagas a las 8pm y tus notas mejoran en la escuela, seguiremos permitiendo su uso. De lo contrario, perderás tus privilegios de jugar”.

4. Resolver problemas

Trabaja con tu hijo en hallar una técnica  para eliminar la adicción a los videojuegos oportunamente. Considera cómo tu hijo puede sobrellevar los sentimientos desagradables causados por detener el juego, o hablar sobre actividades de su agrado que pueda hacer si está aburrido.

5. Controles parentales.

Algunas consolas pueden ser programadas para apagarse automáticamente después de que el tiempo de juego asignado se haya agotado para el día.

6. Evita que se convierta en antisocial

Puedes proponer a tu hijo participar en algún tipo de deporte, un club o un grupo juvenil. Házle saber que no tendrán acceso a los videojuegos si no realizan un deporte o asisten a alguna reunión programada.

Conclusión

Tal vez lo más difícil de todo es que no existe una fórmula para determinar que límites de juego son apropiados para tu hijo. Algunos niños pueden cambiar a una actividad diferente más fácilmente, mientras que otros son más vulnerables por el diseño altamente gratificante de los videojuegos. Lo mejor es confiar en tu instinto y optar por la mejor solución para el bien de tu hijo.

About the author

Dejar un Comentario